Masa de pan sin levadura

Esta masa sirve tanto para hacer un pastel de manzana, una pizza (añadiendo levadura) o empanadillas.

Ingredientes (6 personas):

  • 150 g. de aceite de oliva.
  • 150 ml. de agua.
  • 350  g. de harina (para celíacos, utilizar harina apta sin gluten).
  • 1 cucharadita de sal.

Preparación:

Calentamos un poquito el aceite (hasta los 100º aproximadamente) para que resulte más fácil manejar la masa.

Mezclamos la harina y la sal.

Ponemos el aceite caliente y el agua en un bol y añadimos la harina poco a poco. Si no se puede trabajar la masa aún caliente con la cuchara, la ponemos encima de una superficie espolvoreada con harina (para que no se pegue la masa).

Amasamos durante unos minutos hasta conseguir una masa suave y elástica. Con un rodillo la extendemos con cuidado, dejándola bastante fina para que no quede demasiado tosca.

Si es para hacer empanadillas, con la ayuda de un vaso o de un cortapastas redondo nos dedicaremos a ir contando obleas e irlas disponiendo sobre una bandeja forrada con papel de horno. Ya sólo nos faltará rellenarlas de lo que más nos guste, doblar las obleas por la mitad y sellarlas con un tenedor para evitar que se nos salga el relleno y a hornear!

Fuente de la receta: Camuñas Baena, Macarena. Cocina para niños alérgicos : las recetas más útiles y sabrosas. [Barcelona] : Libros Cúpula, cop. 2000. ISBN: 84-329-2417-2. También hay una versión con leche, que se puede substituir por leche vegetal en Yo cocino, tú cocinas y él cocina…

Helado de chocolate

Ingredientes:

  • 2 yogures de soja de chocolate o naturales
  • 1/2 l. de batido de chocolate de soja (de la marca Hacendado, por ejemplo)
  • 3 cucharadas de cacao puro sin azúcar
  • 2-4 cucharadas de azúcar, de pendiendo de lo dulce que os guste

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes, previamente refrigerados.

Vertemos en la heladera y dejamos congelar durante unos 40 minutos.

Una vez listo, envasamos en un recipiente adecuado y lo conservamos en el congelador. Es recomendable sacarlo 15-30 minutos antes de consumir, para que la textura sea idónea.

También se puede hacer sin heladera, teniendo la precaución de batir el helado cada hora durante las dos o tres primeras horas tras meterlo en el congelador, con el fin de romper los cristales de hielo.

Fuente de la receta: Trapeando: hilos y trapos

Helado de chocolate y avellana

Ingredientes:

  • 1 l. de batido de chocolate de soja (de la marca Hacendado, por ejemplo)
  • avellanas pulverizadas con una picadora hasta lograr una masa
  • 2 cucharadas  de azúcar moreno

Preparación:

Mezclamos el batido con la masa de avellanas y el azúcar.

Vertemos en la heladera y dejamos congelar durante unos 30-40 minutos.

Una vez listo, envasamos en un recipiente adecuado y lo conservamos en el congelador. Es recomendable sacarlo 15-30 minutos antes de consumir, para que la textura sea idónea.

También se puede hacer sin heladera, teniendo la precaución de batir el helado cada hora durante las dos o tres primeras horas tras meterlo en el congelador, con el fin de romper los cristales de hielo.

Fuente de la receta: Trapeando: hilos y trapos

Helado de coco

Ingredientes:

  • 400 ml. de leche de coco
  • 400 ml. de leche de soja
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • 100 gr. de coco rallado

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes y los refrigeramos durante unas 2 horas o más.

Luego vertemos la mezcla en la heladera durante 40 minutos.

Una vez listo, envasamos en un recipiente adecuado y lo conservamos en el congelador. Es recomendable sacarlo 15-30 minutos antes de consumir, para que la textura sea idónea.

También se puede hacer sin heladera, teniendo la precaución de batir el helado cada hora durante las dos o tres primeras horas tras meterlo en el congelador, con el fin de romper los cristales de hielo.

Fuente de la receta: Trapeando: hilos y trapos

Perrunillas

Mi madre es extremeña, así que uno de los sabores que pueblan los recuerdos de mi infancia es el de este dulce.

En los mercados semanales catalanes antes era posible comprar dulces tradicionales extremeños como las perrunillas porque existía una fuerte demanda por parte de la inmigración catalanoextremeña. Ahora, las nuevas generaciones se preocupan más por su dieta, así que la demanda ha caído y con ella mis oportunidades para cometer de vez en cuando un pecadillo…

Esta receta es una variación de la receta tradicional, substituyendo el huevo.

Ingredientes:

  • 250 g. de manteca de cerdo ibérico.
  • 500 g. de harina
  • 1 cucharada de postre de no-egg (diluida en 2 cucharadas de agua o un poco más hasta conseguir la textura de clara de huevo batida).
  • 120 g. de azúcar.
  • 3 g. de sal.
  • raspadura de 1 limón.

Ingredientes para el acabado:

  • leche vegetal o azúcar diluido en agua (si no tenéis alergia al huevo, podéis hacerlo con huevo batido).
  • azúcar.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200º C.

Formamos un volcán con la harina tamizada, en el centro ponemos el resto de ingredientes, excepto los del acabado final.

Mezclamos poco a poco la masa hasta que estén todos los ingredientes incorporados. Dejamos reposar la masa durante unos 30 minutos.

Cogemos una pequeña porción de masa, la aplastamos con la mano, dándole una forma redondeada.

Con un pincel pintamos la perrunilla con el azúcar diluido en agua por una de sus caras y decoramos esa cara con abundante azúcar por encima.

Colocamos en una placa de horno, con la cara pintada con agua y azúcar para arriba, sobre papel de horno.

Repetimos el proceso hasta que se acabe la masa.

Horneamos a 200º C durante unos 15-18 minutos aproximadamente, teniendo en cuenta de que no se nos quemen.

Sugerencias:

Ideales como desayuno, postre o merienda acompañadas de un buen café o infusión.

Fuente de la receta: Gastronomía con los cinco sentidos

Allioli

Como buena catalana, me encanta el allioli (ajo y aceite literalmente), ya sea acompañando la carne a la brasa (ooohh el cordero a la brasa con allioli) o a la butifarra amb seques (butifarra con alubias) … Lástima que luego no hay quién se acerque por el aliento de dragón! ;D

Ingredientes:

  • aceite de oliva virgen extra.
  • sal.
  • ajo.

Preparación:

Pelamos y cortamos muy menudo el ajo. Lo machamos en un almirez de cerámica (de los amarillos) porque la madera es porosa y absorbe!

Incorporamos un poquito de sal fina y machacamos hasta conseguir un puré. Vamos incorporando poco a poco un hilo de aceite, sin parar de mover la mezcla con la mano del almirez para que se integre gradualmente, hasta lograr la textura deseada. Cuando el allioli no se caiga de la maza por su propio peso, estará listo. Eso nos llevará unos 10 o 15 minutos mínimo. Es un trabajo laborioso, pesado y que requiere mucha paciencia, pero vale la pena. Llevamos a la mesa en el mismo almirez.

Ver vídeo de cómo hacerlo.

Yemas de Santa Teresa

Variante de la receta tradicional abulense en honor a Santa Teresa de Jesús.

Ingredientes (4 personas):

  • 100 g. de zanahoria.
  • 100 g. de calabaza.
  • 1 cucharada de harina de maíz (libre de gluten).
  • 1 cucharada de azúcar glas.
  • raspadura de limón (opcional).
  • canela (opcional).

Preparación:

Cocemos la zanahoria y la calabaza (con la raspadura de limón y la canela, si queremos).

La pasamos por el pasapuré y la mezclamos con la harina de maíz y el azúcar.

Lo ponemos al fuego y lo dejamos cocer un poco para que no sepa a harina.

Dejamos que se enfríe y, con las manos manchadas en azúcar glas, hacemos bolitas y las colocamos en colocarlas en los moldecitos de papel (para trufas).

Fuente de la receta: RecetasComidas