Archivo de la categoría: 04. Desayunos y meriendas

Bizcocho mármol

Ingredientes:

  • 1 yogur de soja natural.
  • 2 medidas de yogur de azúcar.
  • 3 cucharadas de postre de No egg (licuadas en 6 cucharadas de agua, o un poquito más, hasta que adquiera la consistencia de clara de huevo batida).
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol.
  • 3 medidas de yogur de harina.
  • 1 sobre de levadura (por ejemplo de la marca Hacendado, del Mercadona).
  • cacao en polvo apto (por ejemplo, Nesquik).
Preparación:
 

En un bol mezclamos el No-egg y el azúcar y batimos 10 minutos.

A continuación, añadimos el yogur, el aceite, la levadura y la harina (tamizada con un colador, por ejemplo), y lo mezclamos todo muy bien.

Pasamos a otro bol la mitad de la masa, y le añadimos 2 cucharadas soperas de cacao en polvo (puede ser Nesquik) y lo mezclamos todo bien con la batidora de barillas hasta que quede una masa de chocolate bien mezclada.

Pasamos la masa sin cacao en el molde de horno que utilizaremos. A continuación, empezamos a pintar la masa sin cacao con la mezcla chocolateada haciendo una espiral, empezando por el centro.

Precalentamos el horno 10 minutos a 180º, y lo horneamos a la misma temperatura otros 25 minutos.

Sugerencias:

Podemos montar un poquito de nata vegetal para acompañar al bizcocho.

Fuente de la receta: Giodi Cakes

Anuncios

Perrunillas

Mi madre es extremeña, así que uno de los sabores que pueblan los recuerdos de mi infancia es el de este dulce.

En los mercados semanales catalanes antes era posible comprar dulces tradicionales extremeños como las perrunillas porque existía una fuerte demanda por parte de la inmigración catalanoextremeña. Ahora, las nuevas generaciones se preocupan más por su dieta, así que la demanda ha caído y con ella mis oportunidades para cometer de vez en cuando un pecadillo…

Esta receta es una variación de la receta tradicional, substituyendo el huevo.

Ingredientes:

  • 250 g. de manteca de cerdo ibérico.
  • 500 g. de harina
  • 1 cucharada de postre de no-egg (diluida en 2 cucharadas de agua o un poco más hasta conseguir la textura de clara de huevo batida).
  • 120 g. de azúcar.
  • 3 g. de sal.
  • raspadura de 1 limón.

Ingredientes para el acabado:

  • leche vegetal o azúcar diluido en agua (si no tenéis alergia al huevo, podéis hacerlo con huevo batido).
  • azúcar.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200º C.

Formamos un volcán con la harina tamizada, en el centro ponemos el resto de ingredientes, excepto los del acabado final.

Mezclamos poco a poco la masa hasta que estén todos los ingredientes incorporados. Dejamos reposar la masa durante unos 30 minutos.

Cogemos una pequeña porción de masa, la aplastamos con la mano, dándole una forma redondeada.

Con un pincel pintamos la perrunilla con el azúcar diluido en agua por una de sus caras y decoramos esa cara con abundante azúcar por encima.

Colocamos en una placa de horno, con la cara pintada con agua y azúcar para arriba, sobre papel de horno.

Repetimos el proceso hasta que se acabe la masa.

Horneamos a 200º C durante unos 15-18 minutos aproximadamente, teniendo en cuenta de que no se nos quemen.

Sugerencias:

Ideales como desayuno, postre o merienda acompañadas de un buen café o infusión.

Fuente de la receta: Gastronomía con los cinco sentidos

Yemas de Santa Teresa

Variante de la receta tradicional abulense en honor a Santa Teresa de Jesús.

Ingredientes (4 personas):

  • 100 g. de zanahoria.
  • 100 g. de calabaza.
  • 1 cucharada de harina de maíz (libre de gluten).
  • 1 cucharada de azúcar glas.
  • raspadura de limón (opcional).
  • canela (opcional).

Preparación:

Cocemos la zanahoria y la calabaza (con la raspadura de limón y la canela, si queremos).

La pasamos por el pasapuré y la mezclamos con la harina de maíz y el azúcar.

Lo ponemos al fuego y lo dejamos cocer un poco para que no sepa a harina.

Dejamos que se enfríe y, con las manos manchadas en azúcar glas, hacemos bolitas y las colocamos en colocarlas en los moldecitos de papel (para trufas).

Fuente de la receta: RecetasComidas

Tarta de hojaldre y manzana

Ingredientes (4 personas):

  • una lámina de masa de hojaldre (puede ser de marca Hacendado, La cocinera, Eroski, …)
  • 2 o 3 manzanas reinetas o golden (o si queremos mitad manzanas, mitad peras)
  • margarina 100% vegetal
  • azúcar
  • una guinda o cereza confitada (opcional)
  • crema pastelera (opcional)
  • azúcar
  • mermelada de melocotón, manzana o albaricoque para pintar

Preparación:

Preparamos el hojaldre según las instrucciones del paquete y estiramos bien la masa. Pinchamos la parte interior de la masa con un tenedor, dejando un borde alrededor de unos 2 cm. sin pinchar. ¡Seguro que las que tenemos hijos encontramos en ellos un ayudante dispuesto!

Si queremos usar una base de crema sobre el hojaldre, la pondremos ahora sobre la parte pinchada.

Pelamos y descorazonamos la fruta, y hacemos medias lunas con ella. Decoramos la masa con la fruta poniéndolas en redondo, dejando de nuevo el borde libre. Es importante que seamos generosos con la fruta, pues con la cocción encoge un poco. Así que tendremos que cuidar que no queden muy finitas las medias lunas de fruta, y poner unas un poco sobrepuestas de las otras. En el medio podemos acabar con una cereza confitada.

Espolvoreamos la fruta con azúcar y ponemos algunos copitos de margarina.

Cocemos en el horno a unos 200º durante 25-30 minutos. Sacamos la tarta y la pintamos por encima con la mermelada (si la mermelada es muy compacta, podemos reducirla un poco con agua, y poniéndola al fuego en un cazo).

Sugerencias:

Podemos mezclar manzana y pera, o añadir otras frutas como fresas, kiwis, plátano, …

También podemos pintar con zumo de manzana mezclado y cocido con un poco de agar-agar (ponemos a hervir 100 cc de sumo con 2 cucharaditas de agar-agar en polvo 1 minuto).

Podemos utilizar una base redonda o pequeños trozos rectangulares para hacer varias tartas individuales.

Fuente de la receta: Veganilandia

Creps

Ingredientes:

  • 125 gr. de harina
  • 250 ml. de leche vegetal
  • 1/2 cucharada de aceite de girasol
  • 1 cucharada de azúcar (opcional)

Preparación:

En un bol amplio, ponemos la harina junto con el azúcar y lo mezclamos.

A continuación, incorporamos la leche vegetal a la masa que estamos preparando para hacer los creps sin huevo y batimos bien. Incorporamos el aceite y seguimos batiendo hasta que nuestra masa de creps sea homogénea y lisa.

Tapamos el bol con papel film y lo metemos en la nevera un par de horas para que la masa de los creps repose. Al sacarla, mezclamos de nuevo y vamos poniendo porciones de la masa (con la ayuda de un cazo) en una sartén previamente caliente y engrasada con una pizca de aceite.

Movemos la sartén para que la masa del crep quede esparcida. Pasados unos segundos (con cuidado que no se queme y no se rompa) damos la vuelta al crep, dejamos otros segundos para que se haga por el otro lado y ¡a comer!

Sugerencias:

Podemos poner más o menos azúcar o incluso no poner nada o cambiarla por una pizca de sal y obtener así unos creps sin azúcar para rellenarlos con ingredientes salados.

Fuente de la receta: RecetasComidas

Mermelada de melocotón

Ingredientes:

  • 500 gr. de azúcar
  • 1 kg. de melocotones maduros pelados y deshuesados
  • zumo de 1/2 limón

Preparación:

Pelamos los melocotones, los deshuesamos y los troceamos. Después los pesamos.

Ponemos los melocotones troceados en una olla, añadimos el azúcar y los mezclamos bien.  Vertemos sobre los melocotones con azúcar el zumo de medio limón y maceramos, durante 2 horas, los melocotones.

Una vez ablandados los melocotones, lo ponemos a hervir, manteniéndolos a fuego lento durante 45 minutos removiendo de forma regular hasta que se espese.  (Si queremos podemos aplastar los melocotones con un tenedor o triturarlos con la batidora, según la textura que queramos, para evitar los trozos grandes.)

Tras 45 minutos de cocción, bajamos un poco el fuego y realizamos la prueba del plato frío para saber si la mermelada de melocotón está lista. (Esta prueba consiste en poner una gota de mermelada en un plato frío. Si se cuaja de inmediato; ¡está cocida!).

Procedemos a preparar los botes:

  • Para una mejor conservación, hervimos los botes de cristal y las tapadera en otra olla, por separado, durante unos 15 minutos, y los dejamos secar antes de envasar.
  • Cuando la mermelada está hecha, la vertemos en los botes y los cerramos con la tapa. Después los calentamos al baño maría (los metemos en la olla con agua hasta la mitad del bote y lo dejamos durante unos 20 minutos, media hora como máximo), y los ponemos boca abajo.
  • Esperaremos a que la mermelada se enfríe para guardarlos.

Sugerencias: 

Podemos variar la cantidad de azúcar según nuestros gustos, pero debemos saber que cuanto menos azúcar lleve, menor será el tiempo de conservación.

Es importante etiquetar los botes, indicando la fecha de envasado y el tipo de producto, y mantener las conservas en un sitio fresco, seco y protegido de la luz solar.

Fuente de la receta: El Ciruelo

Mermelada de cereza

Ingredientes:

  • 800 gr. de azúcar
  • 1 kg. de cerezas deshuesadas

Preparación:

Lavamos cuidadosamente las cerezas en un colador, bajo el agua y luego las escurrimos.

Las deshuesamos y después las pesamos.

Ponemos las cerezas en una olla, añadimos el azúcar y mezclamos bien.

Hervimos las cerezas junto con el azúcar, manteniendo en el fuego la mezcla durante 20 minutos removiendo de forma regular. (Si queremos podemos aplastar con un tenedor las cerezas para evitar los trozos grandes.)

Tras 20 minutos de cocción, bajamos un poco el fuego y realizamos la prueba del plato frío para saber si la mermelada de cerezas está lista. (Esta prueba consiste en poner una gota de mermelada en un plato frío. Si se cuaja de inmediato; ¡está cocida!)

Procedemos a preparar los frascos:

  • Para una mejor conservación, pasamos los frascos y las tapaderas por agua hirviendo y los dejamos antes de envasar.
  • Cuando la mermelada está hecha, la vertemos en los frascos, los cerramos y los ponemos boca abajo.
  • Esperaremos a que la mermelada se enfríe para guardarlos.

Sugerencia: 

Podemos variar la cantidad de azúcar según nuestros gustos, pero debemos saber que cuanto menos azúcar lleve, menor será el tiempo de conservación.

Es importante etiquetar los botes, indicando la fecha de envasado y el tipo de producto, y mantener las conservas en un sitio fresco, seco y protegido de la luz solar.

Fuente de la receta: Receta de mermelada