Archivo de la categoría: 03. Aperitivos y tapas

Chips de pimienta y tomillo

Ingredientes:

  • 2 cucharaditas de sal marina.
  • entre 1/2 y 1 cucharadita de pimienta de colores molida.
  • 1 cucharadita de tomillo molido.
  • 500 g. de patatas.
  • 1,5 l. de aceite de girasol.
  • material adicional: papel de cocina.

Preparación:

Mezclamos 1 cucharadita de sal con la pimienta. Molemos el resto de la sal en el almirez junto con el tomillo.

Después, pelamos las patatas y las cortarlas en rodajas de 1 mm. de grosor (puedes utilizar una mandolina). Calentamos el aceite en una cazuela ancha. Para saber cuándo está a la temperatura ideal para freír, sumergimos la punta de una cuchara de madera hasta que salgan pequeñas burbujas.

Incorporamos las rodajas de patata en porciones pequeñas y las freímos durante aprox. 30 segundos, hasta que los bordes se doren un poco. Luego, las retiramos con un colador o una espumadera y las colocamos unas al lado de las otras sobre papel de cocina para que se sequen bien.

Por último, colocamos la mitad de las patatas en un cuenco, las mezclamos con la sal de tomillo, y mezclamos la otra mitad en otro cuenco con la mezcla de sal y pimienta.

Servimos inmediatamente.

Fuente de la receta: Lidl.

Anuncios

Papas arrugás

Plato típico canario. ¡Los canarios acostumbran a comérselas con piel!

Ingredientes:

  • 500 g. de patatas (de las pequeñas, para hervir).
  • sal gorda (a poder ser marina).

Preparación:

Lavamos bien las patatas. Las ponemos a cocer en una cacerola a fuego vivo con agua y un puñado generoso de sal gorda.

Cuando estén tiernas, apartamos la olla del fuego, desechamos el agua de cocción y volvemos a poner a fuego moderado agitando la cacerola para que se sequen bien las patatas.

Finalmente, las retiramos del fuego cuando están arrugadas y la sal se haya impregnado en la piel.

Reservamos y servimos con mojo verde.

Fuente de la receta: Lidl.

Empanadillas

Las empanadillas las podemos hacer fritas, más crujientes y grandes al inflarse la masa, o al horno, más ligeras al no llevar grasa, aunque más compactas. Eso sí, con las dos opciones salen buenísimas!

Y también pueden ser dulces o saladas!

Ingredientes básicos:

  • masa para empanadillas de obleas grandes (puede comprarse, de la marca La Cocinera, por ejemplo, o hacerse casera).
  • relleno dulce o salado.
  • leche vegetal (para dar brillo, si las hacemos al horno).
  • aceite de oliva suave (para freirlas, si las hacemos fritas).

Preparación básica:

Formamos las empanadillas, colocando una pequeña cantidad de relleno sobre la masa y cerrando la oblea con un simple plegado. Cerramos bien las empanadillas, apretando bien los bordes con un tenedor, para que no se nos salga el relleno a la hora de freírlas o hornearlas.

Si van a ir al horno, precalentamos el horno a 200º y disponemos las empanadillas sobre una bandeja con papel de horno, albal o base de silicona para que no se nos peguen, y las pintamos con un poco de leche vegetal, para que queden bonitas y brillantes. Las horneamos a 190º durante unos 10 minutos o hasta que se doren.

Si las vamos a freír, lo haremos en aceite muy caliente, echándoles aceite por encima continuamente con la espumadera, y así se formarán las clásicas burbujas de las empanadillas fritas. Una vez estén bien escurridas en papel absorbente, las llevamos a la mesa.

Sugerencias:

Las empanadillas se pueden preparar con antelación, cosa que permite disfrutar de la celebración sin estar pendiente de ellas. Se pueden comer frías o dándoles un punto de calor con el micro o el horno. Esto es ideal para las fritas. O si lo preferís, las podéis barnizar y meterlas al horno al empezar el picoteo y en 10 minutos las tendréis sobre la mesa.

RELLENOS PARA EMPANADILLAS SALADAS:

Carne picada:

Ingredientes (4 personas):

  • 300 g. de carne picada (puede ser cerdo, ternera o un mixto entre cerdo y ternera, o butifarra destripada).
  • 1 zanahoria.
  • 100 ml. de tomate frito (puedes hacerlo a ojímetro).
  • 1/2 cebolla grande.
  • 1/2 pimiento rojo.
  • guindillas, Tabasco o especias (como pimienta negra, comino, orégano, etc.) (opcional).
  • aceite de oliva suave (para freír).

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, picamos la cebolla muy menuda y la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva. Picamos el pimiento y la zanahoria, y los añadimos a la sartén en cuanto la cebolla empiece a transparentar. 10 minutos después, añadimos la carne picada y la freímos con el conjunto.

En cuanto la carne ha perdido el color a carne cruda, añadimos el tomate frito, y mezclamos bien. Corregimos de sal y añadimos si queremos alguna especia (pimienta negra, comino, orégano, …). En este tipo de empanadillas, viene muy bien aportar un toque picante a base de guindillas picadas muy finito o, si lo preferís, con unas gotas de Tabasco, pero es opcional. También podemos añadirlo a unas cuantas empanadillas y otras dejarlas suaves.

Fuente de la receta: Directo al paladar, el sabor de la vida

Atún:

Ingredientes (4 personas):

  • 2 o 3 latas de atún (puede ser en aceite de oliva, de girasol o en escabeche), dependerá de si queremos mucho sabor a atún o no.
  • 100 ml. de tomate frito (si ponemos atún en escabeche, no será necesario).
  • 1 cebolla grande.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • aceite de oliva suave.

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, picamos la cebolla muy menuda y la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva. Picamos los pimientos a tiras o trocitos pequeños y los añadimos a la sartén en cuanto la cebolla empiece a transparentar. Una vez esté todo cocinado, le añadimos el tomate frito y mezclamos bien unos minutos. Apagamos el fuego.

Una vez retirada la sartén del fuego, escurrimos el atún (si está conservado en aceite), lo desmigamos y lo mezclamos con lo cocinado en la sartén. Ya estará preparado el relleno.

Fuente de la receta: Mi menú sin leche

Cebolla caramelizada:

Ingredientes:

  • cebolla caramelizada.
  • nata vegetal o queso vegano para untar (tipo Philadelphia).
  • mezcla de pimientas molida (opcional).

Preparación:

Para preparar el relleno, mezclamos la cebolla caramelizada con la nata o el queso vegetal, y rellenamos las obleas. Si queremos podemos espolvorear el relleno con pimienta molida.

Fajitas:

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • pechuga de pollo cortada a tiras finas.
  • aceite de oliva suave.
  • preparado de especias para fajitas o burritos (en Mercadona venden unos sobre preparados).

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, picamos la cebolla muy menuda y la ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva. Picamos los pimientos a tiras o trocitos pequeños y los añadimos a la sartén en cuanto la cebolla empiece a transparentar. Una vez esté todo cocinado, le añadimos la pechuga de pollo y mezclamos bien unos minutos. Cuando la pechuga empieza a dorarse, lo sazonamos con el preparado de especias para fajitas o burritos, mezclamos bien y apagamos el fuego.

Sugerencias:

Yo, que soy más bien tirando a vaga, a veces compro el relleno de fajitas que venden en el Mercadona. Pero ¡ojo! mi hijo tolera trazas, así que no sé si es totalmente apto.

Jamón y queso:

Ingredientes:

  • jamón dulce apto (por ejemplo de la marca Tarradellas, o Hacendado)
  • queso vegano.

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, picamos el jamón a tiras y lo mezclamos con el queso vegano. Luego rellenamos las obleas.

Sugerencias:

El jamón se puede substituir por bacon cortado a daditos o jamón salado.

Esta receta admite casi cualquier tipo de queso según nuestro gusto: para untar, azul, etc. vegano si somos alérgicos o intolerantes a la proteína de la leche de vaca podéis substituir los quesos veganos por cualquier variedad de queso elaborado con leche animal.

Fuente de la receta: PequeRecetas

Espinacas, pasas, piñones y nata:

Ingredientes:

  • 1 bolsa de espinacas limpias y troceadas (pueden ser congeladas).
  • 40 g. de piñones pelados y limpios.
  • 80 g. de pasas de Corinto.
  • 50 g. de daditos de jamón serrano (opcional).
  • nata vegetal para cocinar o queso vegano (tipo cabra).
  • 3 cucharadas de postre de aceite de oliva suave.
  • pimienta.
  • sal.

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, primero salteamos los piñones, las pasas y el jamón (opcional) en una sartén con una pizca de aceite. Cuando tienen un poco de color, añadimos las espinacas, sofriéndolas a fuego medio durante 5 minutos, dándoles vueltas poco a poco. Veréis que se irán encogiendo y eso os permitirá añadir más cantidad si en un principio no os cabían todas. Si han soltado mucha agua (como suele pasar si son congeladas), las escurriremos con un poco de cuidado.

Vertemos a la mezcla, la nata vegetal o queso vegano. Salpimentamos (ojo! si hemos añadido el jamón no nos salga salado) y lo dejamos cocer 4 minutos más.

En cuanto se funda el queso o la nata empiece a espesarse, haciendo así un poco de masa con las espinacas, retiramos del fuego y dejamos templar.

Ya podemos rellenar las obleas con un poco de la mezcla.

Fuente de la receta: Petitchef

Champiñones y nata:

Ingredientes:

  • 200-300 g. de champiñones limpios y troceados (o el equivalente de 1 bandeja).
  • nata vegetal para cocinar o 150 g. de queso vegano (tipo cabra).
  • 1 cebolla.
  • 1 ajo.
  • 1 cucharada grande de tomillo.
  • pimienta.
  • sal.
  • aceite para freír.

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, primero picamos la cebolla y el ajo en trozos muy pequeños (si no queremos encontrarnosla, podemos pasarla por la batidora) y los rehogamos en una sartén con el fondo cubierto de aceite de oliva a fuego suave.

Mientras tanto, limpiamos y troceamos en trozos pequeños los champiñones.

Cuando la cebolla esté transparente, añadimos los champiñones a la sartén junto con la sal, la pimienta y el tomillo. Los dejamos entre 5 y 10 minutos.

Finalmente, se añade también la nata vegetal o el queso vegano desmenuzado. Cuando se haya espesado o derretido el queso formando una masa, se apaga el fuego y esperamos a que se enfríe un poco. Si hubiese quedado líquido, lo retiramos con cuidado porque si no, las empanadillas nos quedarías blandas.

Ya podemos rellenar las obleas con un poco de la mezcla.

Fuente de la receta: Carbó, Mireia. La cocina te da juego. Barcelona : Viena, 2005. ISBN: 978-84-83303-317-5. Y el Blog Alternativo.

Pisto:

Ingredientes:

  • 1 tomate grande.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 berenjena.
  • 1 calabacín pequeño.
  • 2 zanahorias.
  • Judías verdes limpias y troceadas (opcional).
  • sal.
  • aceite para freír.

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, primero limpiamos bien todas las verduras y las cortamos en juliana.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, primero pochamos la cebolla y, cuando veamos que ya está transparente, vamos incorporando el resto de las verduras para que se vayan dorando también.

Rectificamos de sal y removemos para que los sabores se integren bien. Dejamos las verduras a fuego bajo cocinándose unos 30 minutos y dejamos templar.

Sugerencias:

Podemos variar las verduras y las cantidades de una u otra para fomentar más un sabor u otro.

Si no queremos encontrar tropezones, una vez rehogadas las verduras, las podemos triturar con la batidora.

Ya podemos rellenar las obleas con un poco de la mezcla.

Fuente de la receta: Mi menú sin leche

RELLENOS PARA EMPANADILLAS DULCES:

Manzana y canela:

Ingredientes (14 empanadillas):

  • 2 manzanas Reineta (o Golden).
  • 2 o 3 cucharadas de azúcar moreno.
  • 1/2 vaso de agua.
  • canela en polvo.

Preparación:

Para preparar el relleno de las empanadillas, pelamos las manzanas y las cortamos en dados pequeños, de un centímetro más o menos.

En una cazuela a fuego muy suave, incorporamos el agua, el azúcar, y los daditos de manzana. Pasados 5 minutos, añadimos también la canela al gusto (pensad que con un poquito ya da sabor). Dejamos cocer a fuego lento, removiendo hasta que los dados ya estén hechos.

Ya podemos rellenar las obleas con un poco de la mezcla.

Fuente de la receta: PequeRecetas

Piña y chocolate:

Ingredientes:

  • Piña natural (se puede substituir por piña en almíbar escurrida).
  • Chocolate negro (mínimo 70% de cacao, sin trazas).

Preparación:

Pelamos, descorazonamos y troceamos la piña en trocitos pequeños. Troceamos el chocolate (también se puede hacer una crema fundiéndolo al baño maría o en el microondas y luego mezclarlo con la piña).

Rellenamos las obleas con unos trozos de piña y de chocolate.

Sugerencias:

Aunque esta receta incluye fruta, las empanadillas sólo de chocolate están divinas se mire por dónde se mire. Sólo hace falta, si nos gusta, espolvorerlas con un poco de canela por encima.

Además, acepta miles de variaciones:

  • Substituir el chocolate negro por chocolate blanco, por ganache, por miel, etc.
  • Substituir la piña por otras frutas (¡con gajos de mandarina también tienen que estar deliciosas!) o, en el caso de que no seáis alérgicos a los frutos secos, por piñones, avellanas, almendras  o nueces troceadas, arroz inflado, etc.

Fuente de la receta: PequeRecetas y Recetas de cocina del Señor Señor

Calamares a la romana

Ingredientes:

  • 500 g. de anillas de calamar (pueden ser frescas o descongeladas).
  • 6 partes de harina marca Yolanda (para celíacos utilizar una harina apta sin gluten).
  • 4 partes  de gaseosa (aprox. 100 ml.) (puede ser marca La Casera).
  • sal.
  • aceite de oliva suave.

Preparación:

Ponemos la gaseosa en un cuenco. Y le vamos incorporando la harina batiendo con una varilla hasta que quede como una papilla.

Salamos la mezcla y le incorporamos los calamares, y los rebozamos bien.

Freímos los calamares en el aceite bien caliente.

Cuando están listos, los retiramos del aceite, los escurrimos bien y los colocamos sobre un plato cubierto con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Sugerencias:

Se pueden servir acompañados de trozos de limón (para aliñar), ensalada, mayonesa, etc.

Ojo! Si es para que los coman niñ@s, es imprescindible servirlos cortados a trocitos por el riesgo de asfixia. 

Fuente de la receta: El blog de Debora

Nachos

Los nachos son un plato tradicional de México. Son una especie de pan plano frito con forma triangular, que se utiliza como si fuera un cubierto, untándolos en una salsa y acompañados de alguna bebida bien fría (refresco con gas o cerveza bien fría). Las salsas son muy variadas, pero sin duda la que trascendió fronteras es la de guacamole.

Ingredientes:

  • 200 g. de harina de maíz (puede ser Maizena).
  • 1 cucharadita de sal.
  • pimienta a gusto.
  • 1 chorrito de aceite de oliva.
  • aceite de girasol.
  • agua caliente que se necesite.
  • 1 cucharada colmada de harina de trigo para ayudar a aglutinar, debido a que la harina de maíz hace muy quebradiza la masa por la falta de gluten (opcional).

Preparación:

En un bol mezclamos la harina de maíz, con la harina de trigo, la sal y la pimienta, agregamos el chorrito de aceite de oliva y un poco de agua caliente.

Mezclamos con la cuchara y seguimos agregando agua caliente hasta formar grumos.

Pasamos al mármol o a la mesa para amasar un poco la mezcla apretando con la palma de la mano.

Dejamos descansar la masa 10 minutos. Procedemos a estirar la masa aplanando la masa entre dos trozos de papel film, y aplastándola con el rodillo o una botella grande de cristal.

Levantamos el papel film de arriba y cortamos la masa en triángulos con un cuchillo, suavemente sin cortar el film de abajo.

Levantamos con el papel film la plancha de nachos y la ponemos sobre una fuente plana. La metemos en el congelador una hora. Si hemos hecho más de una plancha de nachos, no debemos colocarlas una encima de otra porque se pegan y luego es muy difícil desmoldarlas a la hora de freír.

Si los vamos a freír, retiramos la masa del congelador, despegamos los triángulos del film y los freímos en aceite de girasol bien caliente. Cuando están dorados, los retiramos y los colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Si los vamos a hacer al horno, precalentamos el horno a 180º C. Untamos la placa del horno con un poquito de aceite de girasol. Colocamos la masa en la placa apenas la sacamos del congelador dejando el papel film en la parte superior (la masa boca abajo y el film quedando arriba). Una vez que estén los nachos en la placa, retiramos el film y la llevamos al horno inmediatamente, pues lo importante es que la masa no pierda frío porque se volverá quebradiza.

Fuente de la receta: Cocina en casa